Seleccionar página

Hace varias décadas, Jim Humble descubrió casualmente en las selvas del Amazonas que un elemento químico potabilizador de agua denominado clorito de sodio que se utilizaba desde mucho tiempo atrás para desinfectar el agua de gérmenes tenía una propiedad impresionante, curaba en cuestión de horas la malaria a las personas que bebían agua potabilizada con lo que hoy en día se conoce como Dióxido de cloro (MMS y CDS).

Fuente: Despertares